Eva… La tentación

Publicado: 9 enero, 2012 en Relatos

Preciada tu, mas preciada que el tiempo. Solo invierto de mis alientos, una parte de mi viaja del dolor al placer, del dia a la noche, del tiempo a su vuelo. Mi corazon de viaje solo late cuando esta cerca de ti, mas muere entre las brumas de mi soledad cuando en la frialdad de la calle y la gente, y sus quehaceres aparecen y reaparecen siempre.

y yo quiero soledad, pero soledad contigo, y pido aclamar un viento que ya no llega y mis mil cuestiones cotidianas, mis noches de solo hablar con mi almohada,y de pensar y pensar solo deciden y coinciden en un susurro tan unico: Solo tu, Solo tu…

Y aparecen dos destellos demasiado verdes, y una melena castaña, ¿Es Eva? pensé, fruto del pecado me dijo la conciencia. Pecado es su desnudez, sino su belleza…. repliqué

Pecado es su tentación, moldeada por el mismísimo Dios, para derretir las entrañas, y sentir lo mas bello que senti…”Eva”, Repliqué…; y ella abrió sus ojos de amanecer…

Ella bajo del trono de quien sabe si fueran el Reino de los Cielos, del mismisimo Dios.

“Ven”, Invitó.

¿Quien eres, fruto prohibido?

ella sonrió, eso no importa…Busco alimento a mi corazon”

Yo me revolvi en mi mismo, esa mujer no era humana, mas que ilusión, traicionaba mis sentidos, mas era sedienta de mi amor…

Busco alimento a mi corazon…; esta vez invitando a una caricia, invitandome a sentirla, a vivirla, a poseerla, quiza?

es tan facil traicionar a los sentidos tan febriles de un hombre, tan facil es caer en la tentacion de la piel y la carne del ya pecador. Que quiza el proximo ya viene seguro de seguido.

Su cuerpo era un pecado, su belleza exquisita, quise adormecer mi mano en su vientre, liquidar a mi sequito de traidores sentimientos. Pero ya era tarde… muy tarde, Eva dormia en mis brazos, sus ojos inhumanos, su boca de carne tan pura, sus labios pedian mas, deseaban ser besados, aliviados de tanto amor insaciable….era tarde ya muy tarde…

Eva me habia ya penetrado de pasion, habia caido en sus brazos, dormia en su pecado. Retozaba en su veneno, espeso y carnoso y su piel que un dia fue gozo ahora era condena, una condena bella y cruel… Eva me haria enloquecer sin fin, hasta ser su siervo, hasta derramar mi sangre en su seno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s