Vestigios de Soledad (Capitulo I)

Publicado: 31 agosto, 2011 en Mis Poesias y Ensayos, Obras completas, Poemario, Relatos

Si pienso en ti, siento que vuelo en un paraiso, donde el amor es el motor de todas mis ideas, el centro de mi universo. si pienso en ti, me alcanza un dolor equiparable a mi melancolía,
la de saber que he deseado compartir contigo todo,

absolutamente todo, porque se que en tus miradas albergas un deseo tan enorme como el mio, abraza mi mano ahora y no la sueltes jamás…

si adivino que en tus ojos solo existe ese mismo deseo, y en ellos que me hablan por si solos, me gritan “ Te Necesito” solo puedo oír un eco cegado por el tiempo. solo me alcanza una una
inspiración a la duda… ¿Como sería? ¿Como hubiera sido? Ni tan siquiera nos dieron una posibilidad, el dolor puede ser mortal, pero aun sobrevivo por ti.

ya que mi poder es infinito a tu lado y Junto a Dios sera eterno…no dejemos que un simple momento rompa llamando a la eternidad, mientras EROS nos esta reconciliando a su lado.

en la inmensidad puedo guardar paz, dolor, sentimientos tan dispares…quiza un intento de salvar al mundo no es suficiente, quiza ser un siervo al lado de quien mas lo pide, sea lo propio o lo
justo. cuando al final el amor te atrapa, te conquista,

te debilita y te conviertes con gusto en su siervo. hasta el morbo de entregarte completamente, la conquista de ser quien mas da, el sabor acido y suave de quien mas te ama te llena completamente, entonces comprendes que eso es lo mejor del mundo, lo unico que mas precisas es no perderlo, no perderlo nunca.

es un justo precio, si, yo lo hice y lo haría mil veces, es demasiado hermoso sentirse amado y amar por igual,
es la ley de Dios, algo que no me atrevería siquiera a desacreditar esa palabra LEY, no debe ser ley, simplemente debe ser. yo he viajado por muchos lugares ocultos,

 lugares solitarios, demasiado solitarios, en mi propia soledad albergaba encontrar un consuelo, una mano amiga, un abrazo amigo. pero encontraba mi piel fría, mis ojos amargos, mi boca seca.

justo al lado de un rincon de manchas oscuras, paredes desgastadas, un suelo turbio y un cristal roto,

 hallé una especie de ventana vieja y vidriosa y en ella una aparición de quimera, que con estas palabras me dijo: “¿Porque te atormentas, Lobo solitariO? “-. mis ojos se dilataron tanto como fue posible, – “Se quien eres, eres mi mayor condena, mi mayor dolor, mi tortura y mi muerte… has venido a cercenar mi alma? –mis palabras eran pausadas y secas… apenas podia pensar, pero la fria soledad no alcanzaba a comprender… –¿Acaso te falta voluntad en momentos decisivos? ¿Acaso duda el sol de aparecer cada mañana? ¿O llora por ser impedido por una gran nube?

– nadie comprende el sufrimiento del corazon de un hombre…la mayor y mas certera de las ideas… ni siquiera puede ser justificada…-.

mire a otro rincon – ni siquiera te alcanzo a ver…a dar forma…eres quimera…eres espiritu…eres tormento…

ella entonces sonrio, su mirada era un enorme estilete…era un fantasma oscuro, el poder del vacio…la penumbra deslumbrada con sabor a muerte.

nada de vida habia en aquella aparicion ni su propia quimera podia deslumbrase con claridad…. ella entonces sonrio. sabia que me consumiria en el silencio, observandome, con una sonrisa sadica. pero observandome, cada segundo, cada momento, ya eran suyos….o eso creia.
–.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s