Archivos para noviembre, 2010

Me faltas…

Publicado: 27 noviembre, 2010 en Mis Poesias y Ensayos, Poemario

Dejame decirte ahora…

En el silencio de la tarde

En la soledad de mi derrota

Como me arde la sangre

Como me brota y me ahoga…

 

Dejame decirte

Que no eres tu sola

 

Que tu dolor me duele también

Que tus lagrimas me riegan la piel

Que en la noche abrumadora

Yo también te sufriré…

Yo también te sufriré…

 

No, no quiero hablar a solas

Estoy cansado de ver un muro en la pared

De aislarme de todo y sentir tu sed…

Quiero algo de sentido,

Te quiero a ti, besarte la piel

Tengo ansias de algo mio, carne con carne

De amor esta vez…

 

 puentes o castillos

torres o ladrillos

ciudades ahogadas del vacio de  soledad…

miles de caras se ocultan

en el silencio y la oscuridad

son fantasmas, entes desconocidos

y yo me ahogo sin tu presencia a mi lado…

me faltas, hoy si me faltas…

 

De que servirá la dificultad de una torre en el mar

Que nunca nadie encontrara…

De que servirá esta soledad, que solo tu me apagaras

y se que te cuentas los días y las horas y te hechas a llorar

Si sabes que esta noche nadie te puede abrazar

 

Cuanta falta de cariño, y si pienso ya me agoto

Y esta noche ya he roto con mil planes

Solo se que tu no sabes la falta que me haces…

Solo entiendo y no quiero entender, que aun me falta

Por aprender mas de lo que se..

 

Que mil historias ya no bastan,

ni las explicaciones que me hartan

De cabezazos contra la pared…

Y una ultima vez te digo, amor mio…

que me faltas otra vez…

Que me faltas …

que me faltas otra vez…

 

Anuncios

Entes de Tristeza

Publicado: 18 noviembre, 2010 en Mis Poesias y Ensayos, Poemario

TRISTEZA

He andando por muchos caminos

He cruzado muchas fronteras

He visto borrachos de vino

Cercanos a mi, con mas de mil peleas

 

He visto lagrimas profundas

Mas alla de los ojos o las cuencas

En noches de paz y de luna negra…

 

He sentido el dolor, mas amargo

De impotencia, mas alla estábamos

Tu o yo, en medio de tanta violencia

Mientras unos miles de ojos observan

Quizá Borrachos de morbo, o quizá de la pena…

 

He caminado en pocos años

Lo que otros ni en una vida entera

He absorbido la sabiduría

De la que tantos alardean..

Con mucho sufrimiento

No con miles de riqueza…

 

Porque al fin y al cabo

Los que no disfrutan del amor

No conocen la felicidad plena

 

O serán entes de tristeza

Que como a muchos, solo les quedara

la tierra como eterna compañera

 

flores-y-estrellas 

A las flores

 Éstas que fueron pompa y alegría
despertando al albor de la mañana,
a la tarde serán lástima vana
durmiendo en brazos de la noche fría.
Este matiz que al cielo desafía,
Iris listado de oro, nieve y grana,
será escarmiento de la vida humana:
¡tanto se emprende en término de un día!
A florecer las rosas madrugaron,
y para envejecerse florecieron:
cuna y sepulcro en un botón hallaron.
Tales los hombres sus fortunas vieron:
en un día nacieron y espiraron;
que pasados los siglos, horas fueron.

 

A las estrellas

 Esos rasgos de luz, esas centellas
que cobran con amagos superiores
alimentos del sol en resplandores,
aquello viven, si se duelen dellas.
Flores nocturnas son; aunque tan bellas,
efímeras padecen sus ardores;
pues si un día es el siglo de las flores,
una noche es la edad de las estrellas.
De esa, pues, primavera fugitiva,
ya nuestro mal, ya nuestro bien se infiere;
registro es nuestro, o muera el sol o viva.
¿Qué duración habrá que el hombre espere,
o qué mudanza habrá que no reciba
de astro que cada noche nace y muere

 

imagesCAOXPZFN

He andado muchos caminos,
he abierto muchas veredas,
he navegado en cien mares
y atracado en cien riberas.
En todas partes he visto
caravanas de tristeza,
soberbios y melancòlicos
borrachos de sombra negra,
y pedantones al paño
que miran, callan y piensan
que saben, porque no beben
el vino de las tabernas.
Mala gente que camina
y va apestando la tierra…
Y en todas partes he visto
gentes que danzan o juegan
cuando pueden, y laboran
sus cuatro palmos de tierra.
Nunca, si llegan a un sitio,
preguntan adònde llegan.
Cuando caminan, cabalgan
a lomos de mula vieja,
y no conocen la prisa
ni aun en los días de fiesta.
Donde hay vino, beben vino;
donde no hay vino, agua fresca
Son buenas gentes que viven,
laboran, pasan y sueñan,
y en un día como tantos
descansan bajo la tierra.

mi tesoro mas Preciado

Publicado: 18 noviembre, 2010 en Mis Poesias y Ensayos, Poemario

parejas124

 

todos nuestros pasos ahora recorridos, ya no parecen tantos

todas las lagrimas que derrame en el jardin de la soledad

ahora se alejan…

me ha nacido un miedo…mayor que todos

que se tensa que se aleja..

vuelve la soledad…vuelve el vacio…

no te alejes de mi…

temo volver a sentirlo

la luna llena fria de noviembre…

se mantiene inerte, entre la niebla y la humedad

mis pasos certeros temen no aferrarse mas bajo el mismo suelo

temo perderlo una vez mas…para siempre…

ahora trato de sentir cada momento como si fuera el ultimo

y si acaso una flecha atravesara mi pecho, siento que doleria menos

se que lo he dicho michas veces, pero el ruido impertinente en mi conciencia

es la mas dolorosa actuacion de mi impotencia…

no se que mas puedo hacer, tal vez lo dije mil veces y no me basta

que un te quiero no se gasta jamas en los labios, lo puedo decir mas alla de lo imaginado

siento que si muero duele menos, que este amor es lo mas grande e inmenso

tu has compuesto a mi vida…si te vas la dejas vacia…tan vacia..que se hace añicos en mis manos

pues tu eres has sido y seras, el tesoro mas preciado

lo mas grande de mi vida, el pedazo que falta a mi corazon…no bastaran ni mil años de un te quiero en mis labios, ni mucho menos, nunca habra suficiente de ti mi amor…

nadie podria entender mejor que tu estas palabras, solo aquella alma enamorada…

 

recomendaciones: Noviembre

Publicado: 18 noviembre, 2010 en jean michek tibaux

este mes os voy a recomedar un titulo magnifico, con argumento epico, basado en la Venecia y Turquía de 1535, el autor; Jean Michel Thibaux, excelente escritor para mi gusto, es tambien guionista y profesor de Historia.

 este libro es muy versatil y tiene grandes dosis de Historia, accion, suspense, y romanticismo, basado en uno de los generos novélicos de mi principal punto geografico preferido, turquia, le hemos dedicado un apartado historico este mes a los Jenízaros, asi que si sois aficionados a la historia o el suspense, no dejeis pasar la oportunidad de leer: La esclava de la puerta, La princesa de la Luz”.

Nota: esta obra cuenta de 2 partes, sigue con: “La Sultana de Venecia”-.

saludos

Los Jenízaros (Yeniçeri)

Publicado: 18 noviembre, 2010 en cultura y curiosidades

Los jenízaros (del turco “Yeniçeri”, que significa: nuevas tropas/soldados), fueron un cuerpo de soldados de infantería creados por el sultan Murad o Amurath I en 1330 ya que tenía derecho no sólo a un quinto del botín de guerra de los territorios conquistados o sometidos, sino también a un quinto de los cautivos.

Por aquel entonces, el incipiente imperio otomano solo contaba con las tropas de los diferentes señores (al estilo occidental de vasallaje) y, debido a ello, el sultan muchas veces no podía confiar en la lealtad o moral de sus tropas.

Aparte de esto, los cambios militares que se estaban dando (introducción de las armas de fuego, inutilidad cada vez mayor de los grandes cuerpos de caballería, necesidad de organizar y especializar las grandes masas de infantería, sobre todo en los asedios).

hicieron que se instaurara este cuerpo caracterizado por un innovador encuadramiento en regimientos de infantería que se recogían en cuarteles aparte del resto del ejército y eran dirigidos por un mando supremo especial, el yeri Ceni hagaïs, o agá.

Los jenízaros eran, inicialmente, esclavos o súbditos de las regiones yugoslavas, griegas, albanesas y húngaras y por tanto, mayoritariamente cristianos; constituían lo que se podría llamar el ejercito imperial permanente, luego, en caso de guerra, se llamaba a las tropas de las tribus, clanes, etc… y también la guardia imperial: los sipahis (al estilo de los pretorianos romanos, pero a caballo.

 Estos últimos tenían un origen similar al de los jenízaros). Aparte el hecho de que ningún combatiente libre (que tuviera cualquier otra opción.

consentiría ser un soldado de infantería, considerando el arriesgado destino que le era asignado (Luego, cuando comenzaron a ser un cuerpo de “elite” las cosas cambiaron e incluso los nobles trataban de que alguno de sus hijos pasara a formar parte del cuerpo, el cual empezó a ganar peso político en el Imperio).

En el 1380 el Sultán Selim I tuvo la idea de incrementar sus filas como resultado de un impuesto en forma humana denominada “devshirmeh”; mediante la incorporación a filas de hombres seleccionados inicialmente al azar y posteriormente según unos criterios cada vez más severos.

Los pueblos cristianos sometidos a ello consideraban un honor (y también era una fuente de riqueza, ya que un jenízaro estaba muy bien pagado) el que sus jóvenes fuesen seleccionados para el cuerpo.

Los jenízaros eran adiestrados bajo una disciplina estricta con duros entrenamientos físicos, enseñanzas del empleo de armas de la época y tácticas militares así como una impecable educación (aprendían diversos idiomas, literatura, contabilidad, etc.) y en condiciones prácticamente monásticas en las escuelas Acemi Oğlanı.

En dichas escuelas de instrucción se esperaba que permanecieran célibes y fueron alentados a convertirse al Islam, lo que la mayoría hizo.

El armamento que empleaban pasó de las hondas, arcos y flechas a las ballestas, mosquetes y pistolas, estaban animados por un selecto espíritu de grupo, con emblemas y banderas propios, y disfrutaban, además, de un “fondo” de pensiones para los ancianos y los inválidos, tenían como emblema una marmita, símbolo de la abundante alimentación que recibían.

Eran conocidos por su ferocidad y su fanatismo. Eran tales su prestigio y sus privilegios que, desde el siglo XVI (1680), fueron muchos los que se inventaron todo tipo de argucias para alistarse en sus filas e incluso terminó permitiéndose el alistamiento en sus filas de los propios turcos, y no era raro encontrarse incluso con hijos de la nobleza entre sus filas, a partir de esa fecha, y hasta su disolución en 1826, comenzó su lenta decadencia como organización militar de élite y se inicia su cada vez mayor intervención en las intrigas palaciegas y la los asuntos de la politica.

 llegando en ocasiones a la insurrección armada directa y al derrocamiento del sultan (y entronamiento de un sultan alternativo). Durante todo este periodo fueron de hecho uno de los más importantes grupos de presión y opinión, ya que tenían al sultan en sus manos. (también en esto se aprecian muchas similitudes con la guardia pretoriana romana).

En la práctica (inicialmente al menos, luego solamente en teoría), los Jenízaros pertenecieron al sultán. A diferencia de los musulmanes libres, les estaba expresamente prohibido dejarse crecer la barba, permitiendoseles tan sólo el uso de bigote (Estas normas tuvieron que modificarse al irse permitiendo la entrada en el cuerpo a los de ascendencia turca e incluso a los hijos de la nobleza, que eran hombres libres).

Se les inculcó desde un primer momento que consideraran al Cuerpo de Jenízaros como su casa y familia y al sultán como su padre real, de facto. Sólo aquellos que demostraron ser lo suficientemente fuertes durante el periodo de instrucción alcanzaron el rango de un jenízaro verdadero, normalmente a la edad de veinticuatro a veinticinco años. El regimiento heredaba las propiedades de los Jenízaros fallecidos.